Skip to content

El vestuario en el cine ¡No todo es alfombra roja!

febrero 26, 2012

A pocas horas de que den comienzo los premios de cine más esperados, los Oscar, muchos son los blogs, revistas y demás medios de comunicación interesados por la moda que hacen quinielas sobre lo que veremos en la alfombra roja. Como amante del cine y de la moda considero que, aunque la alfombra roja es una de los momentos más glamurosos y vistosos de estos actos, el vestuario que hay detrás de cada película nominada es un pilar fundamental, mucho más que si la protagonista de X película llevará un Dior o un Elie Saab.

Aunque un vestuario no hace una buena película, una buena película debe tener un buen vestuario pues, mucho antes de que un personaje empiece a hablar, la ropa que este lleva ya ha empezado a emitir información. Se trata de un elemento más de la narración. Así, al hablar de cine y moda no puedo pasar por alto nombres como Orry Kelly, Adrian y Travis Banton o Edith Head, de la que ya os hablé por aquí hace algún tiempoEl primero, vistió a perfectas caras del cine como Bette DavisKatharine Hepburn y compuso el vestuario de películas que marcaron historia como Casablanca o Un Americano en París, por la que en 1951 ganó el primero de sus cuatro Oscar.

un americano en paris premio mejor vestuario oscar orry kelly

Un americano en Paris de Vicente Minelli

Adrian Banton, pese a no contar con ninguna estatuilla a lo largo de su trayectoria, fue el encargado de estilizar la delgadez de Greta Garbo llegando a convertirse en un verdadero amigo y confidente, un idilio que finalizó cuando la actriz se puso a las órdenes de George Cukor para rodar ‘La mujer de las dos caras’, y la Metro Goldwyn Mayer decidió cambiar la imagen de la Garbo. Adrian se negó afirmando que su aire atemporal era la clave de su magia y se despidió diciendo, “Cuando el glamour acaba para Garbo, acaba para mí”’. Al saberlo, Greta se enfadó y le respondió “Siento que te vayas, pero, ¿sabes?, la mayoría de las cosas que hacías para mí ni siquiera me gustaban””. No era cierto pero aquella frase supuso el fin de su relación fraternal. Cuando acabó la película de Cukor, Greta supo por qué Adrian se negaba a hacer lo que le pedían los productores ya que la habían convertido en una mujer igual a las otras.  En ese momento, Garbo empezó a pensar que había llegado la hora de decir adiós.

grat garbo mata hari vestuario

Greta Garbo en Mata Hari de George Fitzmaurice

En cuanto a Travis Banton, aunque su carrera se consolidó cuando Mary Pickford le pidió que diseñase el vestido de novia para su boda con Douglas Fairbanks, su entrada en el cine se produjo cuando fue contratado por la Paramount para vestir a divas del séptimo arte como Clara BowClaudette ColbertMarlene Dietrich. De Banton se decía que, con sólo almorzar con una mujer, era capaz de saber exactamente qué tenía que resaltar en ella. Y así lo hizo con la actriz que puso de moda el uso de los pantalones, la gran Dietrich, a quien podía transformar casi sin pestañear en una sórdida prostituta o una gélida mujer fatal.

douglas fairbanks y mary pickford boda travis banton

Imagen de la boda entre Douglas Fairbanks y Mary Pickford

Además de los nombres que más peso han tenido en la historia del vestuario cinematográfico, existen otras figuras de la moda y la alta costura que han sucumbido al atractivo mundo del cine, como Hubert de Givenchy, diseñador fetiche de Audrey Hepburn y del cual dijo que era tan importante para ella como los psiquiatras para las americanas; el fotógrafo Cecil Beaton, que se inspiró en el tirano de la alta costura Paul Poiret para el vestuario de ‘My Fair Lady; Helen Rose, que vistió a Grace Kelly en ‘El Cisne’ y ‘Alta sociedad’  y hasta en su boda (le hizo un vestido creado con un encaje de más de 100 años que trasladaron de América a Mónaco escondido en un baúl con forma de ataúd para evitar a los paparazzi); o William Travilla, que no solo vistió a Marilyn Monroe en películas como ‘La tentación vive arriba’, si no que se convirtió en su amante.

audrey hepburn sabrina

Audrey Hepburn en Sabrina, película que ganó el Oscar al mejor vestuario en 1954

marilyn monroe la tentacion vive arriba

Marilyn Monroe en La tentación vive arriba

Hasta la archiconocida Coco Chanel se vio inmersa en el séptimo arte cuando la MGM le pagó un millón de dólares a cambio de sus servicios como asesora de vestuario para estrellas como Norma Talmadge, Ina Claire o Gloria Swanson, para la que en ‘Esta noche o nunca’  planeo una especie de vestido con fajas que ocultara su embarazo a los directivos de la película hasta el fin del rodaje. Así hasta un largo etcétera de grandes nombres del vestuario y la aguja que desde 1948, 19 años después de la primera gala de los Oscar, ‘se pelean’ por este codiciado, y muchas veces olvidado, premio.

hamlet-primer-oscar-mejor-vestuario-laurence-olivier

Hamlet, de Laurence Olivier, se llevó el primer Oscar dedicado al vestuario en 1948

quien teme a virginia woolf elizabeth taylor oscar mejor vestuario irene sharaff

El vestuario de Quien teme a Virginia Woolf, obra de Irene Sharaff, se llevó el oscar en 1966

maria antonieta oscar mejor vestuario milena canonero

Maria Antonieta de Sofia Coppola se llevón oscar en 2006 por el vestuario de Milena Canonero

Quien sabe si este año volveremos la vista atrás para adorar la moda en blanco y negro con The Artist como mejor vestuario, premio que se ‘rifa’ entre esta, Anonymous, Hugo, Jane Eyne o W.E ¡En unas horas lo sabremos!

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: